sábado, 1 de marzo de 2008

La batería de un automóvil

La batería, es la parte encargada de almacenar la corriente necesaria para el funcionamiento del automóvil. La importancia que le pongamos al cuidado y servicio, nos dará la seguridad de un arranque seguro.
Cuando hablamos de baterías no podemos dejar de mencionar el alternador, debido a que estas dos partes son relacionadas en cuanto a su función. La batería, tiene la función de arrancar el motor, y el alternador tiene la función de reponerle la carga, y mantenerla operativa siempre; Dicho de otra manera, el alternador es el encargado de suplir corriente al vehiculo mientras el motor esta funcionando.
Cuando se instala una batería nueva, esta le dará arranque a su vehiculo, le dará energía a las luces, a la bomba de gasolina, al radio etc.; pero si el alternador esta en malas condiciones, el gusto no le va durar mucho porque en cuanto se le acabe la carga a la batería, se le apagara el motor nuevamente.
Para que un alternador este trabajando correctamente, con capacidad para cargar la batería debe soltar una carga encima de ,los 12.8 voltios y no mas de 14.5 en promedio, Los alternadores llevan un regulador de corriente para evitar una sobrecarga; si esto sucediera, se dañaría la batería, y partes eléctricas, y/o componentes electrónicos en el automóvil.
La batería tiene un determinado número de celdas, unidas por medio de barras metálicas, cada celda acumula algo más de dos voltios. Las baterías para automóviles tienen 6 celdas, que unidas dan un total de 12 voltios. Cada celda, consta de dos juegos de placas, o electrodos inmersos en una solución de agua y acido sulfúrico llamado electrolito. Un juego de placas esta hecho de peroxido de plomo y el otro, de plomo poroso. Al funcionar la celda, el acido reacciona y convierte la energía química en energía eléctrica. En las placas de peroxido de plomo se genera carga positiva (+) y en las de plomo poroso carga negativa (-).La corriente eléctrica, que se mide en amperios circula por el sistema eléctrico desde un terminal de la batería hasta el otro, activando el electrolito. Conforme continua la reacción química, se forma sulfato de plomo en la superficie de ambos juegos de placas, y el acido sulfúrico se diluye gradualmente. Cuando la superficie de ambos juegos de placas se cubre completamente con el sulfato de plomo, se descarga la batería.
Con el tiempo, las baterías dejan de funcionar, y no se pueden recargar, debido a que las placas están cubiertas, con una capa de sulfato, tan gruesa que la carga no pasa a través de ellas; o bien las placas se desintegran; o hay fugas de corriente entre las placas de la celda.